Usted está aquí: Inicio > Culinaria > Bebidas > Ginebras y Vodkas

Vodkas y Ginebras selectas



El Gin & Tonic es una bebida ideal para cualquier hora del día. Su sabor cítrico, algo amargo, y sobre todo muy refrescante, es idóneo para la hora del aperitivo, después de una sabrosa comida, como combinado de media tarde o para una noche de copas. Se trata de uno de los cócteles más de moda del momento debido, entre otras cosas, a la amplia oferta de tónicas del mercado y la rica variedad de ginebras de alta calidad, como HENDRINK'S, BULLDOG, CITADELLE, VIGNE, GIN MARE, MOMBASA CLUB, etc, etc...

 



Para una preparación perfecta es importante optar por un vaso ancho y corto o una copa de balón. Es esencial un recipiente de boca ancha para que la ginebra se oxigene y desprenda sus ricos aromas de destilado. Hielo, tónica y un gajo de pomelo o limón, para intensificar los sabores cítricos, nos darán un resultado sublime.

Otra opción de lujo es una copa de tipo Havana Club Selección de Maestros. Compuesto por la mejor mezcla de rones añejados en cuba, tras una intensa valoración de los mejores expertos licoreros, su excelencia goza de fama en todo el mundo. No en vano, el resultado es un ron con mucho cuerpo y una mezcla compleja donde se sabores de cacao, café, tabaco dulce y especias agridulces, con un ligero aroma a nuez tostada, caramelo, especias y madera.


Esperamos sea de su agrado, y no dude en consultarnos cualquier sugerencia o petición acerca de sus gustos y curiosidades.

 
       
       

GINEBRAS Y VODKAS

   
GINEBRAS VODKAS
   
HENDRINK'S ROBERTO CAVALLI
PINK 47 VOX
SEAGRAM'S SKY
K-25 PREMIUM ABSOLUTE
BRECON  
FAHRENHAIT  
BULLDOG  
BLUE RIBBON  
CITADELLE  
MOMBASA CLUB  
VIG'NE  
THE LONDON Nº1  
Nº3  
MASTER'S  
GIN MARE  
   



   





Todo sobre la tónica 1724



La tónica 1724 está fabricada con agua de manantial de la Patagonia y quinina recogida a mano en el Camino del Inca, cuyo origen está a 1724 m. sobre el nivel del mar.

Esta tónica, está fabricada por el procedimiento tradicional, con agua de manantial de la Patagonia, quinina recogida a mano en el Camino del Inca, cuyo origen está a 1724 metros sobre el nivel del mar, y de ahí el nombre de esta tónica. Entre los cítricos que la componen, tiene una especial incidencia la mandarina.

Es una tónica, de burbuja mediana, olfato con notas cítricas y de yuzu, y en la boca presenta buen equilibrio entre el amargor de la quinina y la dulzura, siendo muy muy refrescante y con final de cítricos y cereza madura.

Está fabricada en Argentina, y se presenta en una botella clásica de 20 cl.